Sábanas de verano. Elige y cuida correctamente tus compañeras de noche

El verano es muy duro. Tanto si estás trabajando como si no, el tiempo que pasas en casa es más bien poco, y las altas temperaturas hacen que el agotamiento al llegar la noche se eleve al máximo exponente. Cuando llega la hora de dormir sólo quieres eso: Dormir. Por eso, es necesario elegir bien la ropa de cama en esta época, pues unas sábanas de verano en buenas condiciones, pueden aportar la textura y el frescor necesario que te permite conciliar el sueño rápidamente.

¿Qué sábanas de verano elegir?

Pensarás que da igual, una sábana fina puede funcionar perfectamente para esta época, pero nada más alejado de la realidad. Los tejidos artificiales, como el poliéster pueden aumentar la transpiración y hacerte pasar más de una mala noche. Sin embargo, los tejidos naturales como el algodón y el lino son los más apropiados para estas circunstancias. El inconveniente de estas telas es que aumenta la dificultad del cuidado, pero oye, ¿qué prefieres dormir mejor o dedicar un poco más de tiempo? Nosotros lo tenemos claro, apostamos por las sábanas de verano correctas.

¿Qué cuidados extras requieren las sábanas de verano?

En realidad simplemente se trata de limpiar correctamente cada tejido, a la temperatura adecuada y secar de forma apropiada. Además, si la intención es que la ropa de cama quede perfecta será necesario plancharla y estos tejidos lamentablemente cuestan un poco más de planchar.

Lino

Su cuidado dependerá en parte del color que sean, existen diferentes teorías sobre qué colores son mejores para dormir, pero a nosotros nos encanta el blanco y el azul. En cualquier caso estas son las indicaciones que deberás llevar a cabo según como sean tus sábanas de verano:

Si se trata de ropa blanca, lávala a 60º como máximo, si es de color a 40º máximo. Además procura no utilizar programas muy intensos, ya que podrían dañar el tejido. respecto al jabón, opta por uno suave o detergente para prendas delicadas.

Algodón

El algodón es un tejido más resistente por lo que en prendas blancas podrás llegar a temperaturas de 90º, de esta forma la desinfección será mayor. No obstante, aunque la tela resista, las las altas temperaturas dañarán más fácilmente tus sábanas de verano y durarán menos tiempo, así que mejor optar como mucho por unos 60º, que es lo que soportarían las prendas de color. Escoge un aclarado corto y centrifuga al mínimo, el algodón se arruga fácilmente así que si centrifugas mucho tendrás que enfrentarte más tiempo a la plancha. Por último, utiliza un buen suavizante, esto facilitará el planchado y aportará un olor muy agradable a tu ropa de cama.

Como ves, cuidar las sábanas de verano correctamente lleva algo más de trabajo, pero como siempre, con “El Club de la Caja” puedes apostar por el cuidado óptimo de tus prendas llevado a cabo por profesionales y con recogida y entrega a domicilio. Y tú, ¿Prefieres hacer uso de estos consejos o olvidarte de lavar y planchar para siempre?